jueves, 25 de abril de 2013

La Prima incomprendida

No quiero pecar o errar diciendo que todos en nuestras vidas hemos llegado a sentirnos incomprendido, que no nos entienden, que pocos aceptan nuestra manera de pensar y actuar; sin embargo creo que no estoy tan lejos de acertar en esta afirmación, porque en algún de terminado momento de nuestras vidas hemos sido incomprendido.

En toda familia existen normas o conductas que son comunes entre los miembros, sin embargo también existen conductas que sobresalen, que rompen con el esquema que los antepasados establecieron, haciendo que todos los cañones de las criticas caigan encima de ese miembro que exhibe y modela ese comportamiento y pensamiento diferente (me atrevo a pensar que quizás esto fue fruto de algún gen que se desarrollo en su en su madre o su padre y se traspasado, fruto por alguna inconformada por alguna de esas reglas estrictas que controlaban a los miembros del clan familiar y como la madre o el padre en ese momento no tenía la valentía y la fuerza para protestar y rechazar la norma, la paso a su heredero). El hecho es que se puede presentar un alma rebelde. Algo parecido escribi en la entrada que publique http://vivirel69.blogspot.com/2009/10/la-oveja-negra.html

Este tema se lo dedico a mi Prima Querida, con la cual tuve la oportunidad de vivir junto a ella por los mejores momentos que tenemos los seres humanos, la infancia, la niñez; hicimos muchas travesuras juntos, las cuales nos generaron varias correcciones de parte de mi madre, estudiamos juntos; siempre la admire por su forma de ser, por la manera espontanea de expresarse, de decir sus sentimientos, sus ideas, su manera de ver las cosas; ella fue y será una incomprendida, porque es original y no tiene miedo ni temor de ser como es, ella ama su forma de ser y eso tiene un gran valor, porque el que no se acepta así mismo, muy difícilmente sea aceptado por lo demás. Creo que debemos entender que no todo el mundo será igual a nosotros, que cada cual es único y ahí radica la belleza de la vida. Vive y Convive.

1 comentario:

Massiel Sanchez dijo...

me identifico mucho con este post, incluso hoy vivi una situacion muy parecida