jueves, 4 de abril de 2013

Mientras se va la vida…

Una pregunta que todos debemos hacernos y responder es ¿Qué haremos mientras se va la vida? ¿Qué vamos hacer mientras nos queda el aliento, mientras podemos respirar? Muchos tienen planes de vida bien definidos, otros solo viven sin un plan; unos y otros se acusan y se burlan de cómo el otro lleva su vida, de lo que el otro deja de hacer o hace, de lo loco que vive el uno y de lo controlado, prudente y reservado que vive el otro.

No importa quién de los dos tenga la razón, lo que si importa es saber que nadie es eterno en la vida, así como lo predica una Salsa que canta el Puertorriqueño Julio César Rojas López (Tito Rojas); debemos saber que haremos mientras estemos vivos y saber también que la vida que llevemos es de nuestra total responsabilidad. ¿Tiene razón y lógica que una persona que desee tener o vivir algo ahora, lo deje para después, porque quiere hacer todo bajo un esquema o un plan bien estricto? O ¿tiene razón y lógica que otro piense en vivir o tener eso hoy, pues no sabrá si mañana estar vivo? las respuestas a estas dos preguntas nunca serán absolutas, si no relativas, pues cada cual tendrá una particular.

Yo pertenezco al grupo de vivir hoy, pero sin desorden; sin embargo dándole más prioridad al gozar, al disfrutar al vivir que al acumular, pues vivo bajo la filosofía que "Lo que no se va en llantos, se va en suspiro", el Dinero siempre encuentra un lugar donde ir (no sé si esto solo los vivimos los que no nacimos en la abundancia material), pero en mis casi 44 años de vida, he visto que el Dinero siempre busca un destino en que gastarse; si lo guardas alguien lo va a disfrutar y ese alguien no será tu, pues solo disfrutara el dinero que gastas no el que guardas (esto es algo lógico). Otra cosa dependerá del pensamiento que tengas (el propósito porque lo guardas) al momento de decidir establecer un ahorro, para que este Dinero ahorrado decida tomar su destino; te explico si piensas ahorrar por si se presenta una enfermedad, esa enfermedad vendrá; si ahorra pensando en resolver un problema que se presente, ese problema vendrá; ahora bien si ahorra para darte una merecidas y buenas vacaciones ese Dinero estará esperando esa fecha. En conclusión no estoy en desacuerdo con el ahorro, sin embargo creo que el mismo debe estar pensado en hacer algo de vida no de muerte y también nunca puede estar por encima del vivir, me gusta la fórmula del 20%, pero nunca pensando vuelvo y repito en que será para resolver algún problema, debe ser siempre para vivir o tener algo; si el propósito es ahorrar para que tus hijos tengan algo en el mañana, recuerda que hoy tu también le está quitando algo y es muy probable que ellos no valoren ese Dinero mañana, pues lo gastaran para saciar las necesidades que tuvieron hoy.

Vive y Convive.