lunes, 20 de mayo de 2013

Tu imagen

En determinado momento de la vida entramos en una interrogante de porque personas desconfían o tienen un concepto de nuestra persona diferente al que nosotros tenemos; esto hace que culpemos a los demás de no haber dedicado el tiempo ni la atención en nosotros para conocernos tal y como somos, esto es un mecanismo de defensa que la mayoría de los seres humanos activamos, para engañarnos a nosotros mismo creyendo que tenemos la razón y los demás son unos equivocados.

Como se dice comúnmente, no todo el mundo puede estar equivocado, si varias personas de nuestro alrededor tienen un concepto de nosotros, donde de manera separada existen coincidencias de criterios, entonces debemos revisarnos y ver que realmente es lo que sucede. Ahora bien, estoy claro de que existen estilo o forma de personalidad que chocan con el entorno que la rodea, es decir que es muy diferente a las personalidades o normas de conductas de la media; aquí solo hay que identificar esto y estar consciente de que no necesariamente tenemos que coincidir con los demás en la forma de pensar y ser; si tu conducta o tu manera de ser no es socialmente dañina para ti ni para los demás, no hay nada de qué preocuparse o que corregir; sin embargo si esa conducta que se te reclama, esa manera de actuar con los demás está afectando tus relaciones y existen quejas y si en verdad te interesa mantener esa relación, entonces y solo si, deberías de analizarla y ver qué puede hacer para mantener la paz. Vive y Convive.