martes, 4 de octubre de 2011

Bad Company, Las Malas Compañías

Este tema puede resultar muy contradictorio, pues hasta este humilde servidor tienes sus dudas y contradicciones internas, con relación al famoso enunciado de que "Las Malas Compañías dañan a las personas…"; creo que en cierta forma este enunciado puede tener cierto valor de verdad verdadero; aunque creo también que depende mucho nosotros el dejarnos llevar o corromper por ciertas compañías. Vemos muchos famosos en diferentes disciplinas y/o oficios, que han caído de su gloria, que al ser entrevistados coinciden en que fueron tentados por Las Malas Compañías.

Toda persona desde que nace lleva consigo ciertos elementos biológicos y espirituales que lo estarán marcando (tal como lo hace un jugador defensivo de football americano a un jugador ofensivo), dirigiendo su trayectoria de vida; es aquí quizás que podemos ver lo que muchos sustentan de que estamos predeterminado a determinada vida; sin embargo llega un momento en todo ser humano que vislumbra en su mente lo que quiere ser en su vida y quizás en la mayorías de los casos esta proyección o meta de vida está totalmente en contrariedad con lo que las marcas o elementos que lo están determinando como individuo; es decir su origen biológico, familiar y su medio ambiente. He aquí que estas personas necesitaran de un valor extraordinario para superar o evadir esas marcas y perseguir con tenacidad ese sueño, ese proyecto o meta de vida que imagino y deseo dentro de su ser.

Considerando lo antes dicho, aquí entra quizás mis contradicciones del enunciado principal de esta tema; pues creo que si usted están bien claro y enfocado de lo que quiere y persigue de la vida; Las Malas Compañías no lo harán sucumbir antes sus tentaciones y propuestas; usted quizás se dejara envolverá momentáneamente, sin embargo en un momento de auto-reflexión se dará cuenta que está perdiendo su camino y enderezara su barca. Por eso sustento también el enunciado de que "La personas se dejan dañar porque internamente así lo desean, le es atractiva determinada conducta socialmente desviada".

Todos de una manera u otra somos marcados en la vida y también somos tentados por Las Malas Compañías; sin embargo los consejos de nuestros padres por si solos no podrán salvarnos de caer al precipicio; necesitaremos algo más determinante y más fuerte que eso; nuestra mente y deseo de estar a salvo en lo que soñamos ser... Vive y Convive.