martes, 28 de febrero de 2012

¿Dios es como decimos?

Como ya he comentado en otros temas, toda mi vida he estado en contacto con religiones, cerca y dentro de ellas; estando claro y viviendo lo que siempre se sugiere, crear una relación con Dios y no vivir una religión. Durante esos años de vida dentro de las iglesias, siempre me preguntaba, si nosotros los creyentes tenemos una visión, forma o concepto de lo que es Dios, de su naturaleza o esencia; pues debemos estar claro que cuando somos ignorantes de los conceptos bíblicos, nos imaginamos a Dios como un señor con una gran barba blanca, vestido de una túnica blanca que le llega a los pies, terminado en sandalias doradas, sentado en un gran trono; luego cambiamos nuestra imagen y solo lo describimos como un ser espiritual, una fuerza. De esto podemos decir que esta imagen de Dios hasta racista es, pues nadie creo yo, se ha imaginado a Dios de piel oscura.

Todos los que hemos tenido algún contacto con las religiones donde el centro de la misma es Jehová, Dios, hemos escuchado de sus seguidores, siervos o fanáticos alguna descripción o simbología de lo que es Dios, que en muchos de los casos está basada en las interpretaciones que han hecho ellos mismos desde la Biblia o de algún predicador, padre, pastor, ministro o maestro bíblico. La pregunta es, ¿realmente Dios Jehová, es tal y como ellos lo describen?, pues creo que en muchos casos, le dan atributos que se contradicen con las descripciones de otros; pues en algunos momentos donde tratan de consolar a una familia que perdió un ser amado de manera drástica o mediante de un proceso de una enfermedad, ponen a su Dios en un posición no muy agradable, pues lo hacen responsable de esa perdida, diciendo que él lo permitió, es decir que dio la autorización o el permiso para que la muerte visitara ese ser querido, o más bien se apoyan en el libro de Job para citar un versículo donde se dice "Jehová dio, Jehová quito…"

Desde hace muchos años sustento la teoría de que Dios o Jehová, si nos creo, también creo todas las leyes, físicas, materiales y espirituales, por las cuales debemos regirnos, y que además nos soltó en este lugar que llámanos Tierra a nuestra propia suerte "Destino", estilo y norma de vida, sujetos a estas leyes y al comportamiento y/o trato que tengamos unos con los otros; sin que él tenga ningún tipo de responsabilidad o culpa de lo que nos suceda, sea bien o sea mal. Esto lo sustento porque sería muy inhumano, injusto, incoherente, sádico y despiadado Dios o Jehová, si sabiéndolo todo, y pudiendo estar en todos los lugares, por ejemplo permita que a una niña o niño inocente de muy poca edad, que no se puede defender de una bestia enferma, con diez veces su fuerza, sea violado impunemente delante de su vista y autoridad; para luego venir un "Seguidor o Siervo" de él a decirme que eso lo permitió Dios para el bien de mi familia o de la humanidad, porque puede ser que por esto vengan y se conviertan a él…. ¿Hasta dónde puede llegar la ignorancia y el fanatismo? ¡Vive y Convive!