jueves, 12 de mayo de 2011

Buen Espiritu

La mejor medicina que puede tener una persona enferma física o emocionalmente, es un buen Espíritu, o un Espíritu positivo, si así se entiende mejor; el cual se traduce en un intenso deseo de vivir, esto es más importante para poder ganar salud.
De igual manera el buen Espíritu nos ayuda a vencer obstáculos de vida, nos ayuda a ser triunfadores y personas exitosa. Una de las lecciones que más me impacto de un Espíritu Humano decidido y enfocado en una meta o propósito, lo fue la experiencia que vivieron las personas que se mantuvieron por más de setenta días en los Andes. El accidente del Vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, conocido popularmente como el Milagro de los Andes, ocurrió el 13 de octubre de 1972, cuando el avión militar con 40 pasajeros y cinco (5) tripulantes que conducía al equipo de rugby Old Christians, formado por alumnos del colegio uruguayo Stella Maris, se estrelló en la Cordillera de los Andes en ruta hacia Santiago de Chile.
Su deseo de vivir y salir de ese lugar era más fuerte que todas las adversidades que estaban en su contra; especialmente me impacto el espíritu de lucha de Nando Parrado, uno que en el momento del accidente sus compañeros lo declararon muerto, colocándolo en el mismo lugar donde pusieron los muertos, al tercer día este abre los ojos y se entera de todo lo sucedido; luego un mes más tarde son abatidos por una avalancha y nuevamente corre la fortuna de sobrevivir después que fue completamente sepultado por la nieve; y es el que motiva a los demás a no rendirse y tratar de escalar una montana para tratar de llegar a tierra donde encontrar ayuda; cosa que logro junto a Roberto Canessa.
Rendirse no es una opción en el momento de vida o muerte; las situaciones de fuego son las que nos hacen saber de los que somos capaces, si nos llenamos de ánimo y optimismo, no mirando lo que tenemos en contras, no mirando las desventajas, sino las ventajas que tenemos en frente. Cuando nos rendimos inmediatamente morimos; luchar es la clave del éxito.
Vive y Convive.