lunes, 16 de mayo de 2011

Evaluación y Aumento Salarial

Todos los empleados se consideran a sí mismo como empleados excelentes, por tal razón el proceso de evaluación del desempeño se hace sumamente difícil para el supervisor; pues siempre los empleados tendrán un concepto u opinión distinta a la que el pudiese tener de ellos; aunque la opinión del supervisor coincida con la realidad de ellos, si notan que otro compañero tuvo mejor evaluación, trataran de ignorar y no reconocer esta justicia, pues todo el mundo lo que quiere ser el mejor o estar por encima de los demás, aunque sea un poquito.
Quizás para nosotros los latinos el problema puede venir del ceno familiar, pues esto mismo sucede en nuestras familias donde existen más de un hijo; la competencia y la preferencia está presente, pues como seres humanos tenemos personalidades diferentes, espíritu y alma que pueden congenial mejor con uno o con otro, además de nuestra forma de conducirnos. Un padre tratara mejor, o dicho en las palabras correctas, se llevara mejor, tendrá una mejor relación, con aquel hijo que solo lo llena de agrado y orgullo; mientras tendrá una relación distinta con aquel hijo que constantemente lo desobedece y la causa muchos malestares y dolores de cabeza.
Un individuo que se creció en un hogar donde la justicia era un baluarte, donde él no era responsable y honesto con sus roles ante sus padres, tendrá lo mismo problemas en un trabajo; y tratar de responsabilizar de su poco crecimiento a sus empleadores, al igual que lo hiso con sus padres. Recurede que en las mayorias de las empresas a los gerentes se le asigna un tope de aumento salarial, con el cual ellos deben hacer malavares para dejar menos empleados inconformes; pues la inconformidad siempre estara presente, por lo antes expuesto.
Ahora bien, que sucede cuando usted hace lo correcto, da la milla extra en su trabajo y siente que no es compensado justamente, y ve que otro compañero recibe mejor evaluación y mejor compensación, que no cumple como lo hace usted; entonces usted necesita revisarse, analizar las razones sin apasionamiento, tratando siempre de ver lo que usted puede hacer para cambiar ese escenario; lo segundo que le recomiendo es que deje de mirar lo que hace el otro y lo que recibe; no se interese saber cuánto gana el compañero; pues esto no le servirá para nada bueno, solo para angustiar y amargar su alma. Póngase una meta, mejore aun mas y luego siéntese con su empleador, plantéele su necesidad particular sin hacer ningún tipo de comparaciones, a manera de pregunta dígale que entiende el que usted necesita mejorar para alcanzar esa meta o propósito que usted tiene. Nunca espere justicia, búsquela con sabiduría.
Vive y Convive.