lunes, 23 de agosto de 2010

Luchar contra lo imposible... Vehiculo viejo!


En una ocasión hable acerca de luchar contra lo imposible refiriéndome en esa ocasión al hecho estar ilusionado por alguien e ignorar los rechazos que esa persona le ofrece, solo con una esperanza espacial de que algún día esa persona cambie de parecer; mientras otra están a la espera de que nos fijemos en ella.
Esta vez hablare de un caso que es muy frecuente por lo menos en mi país, y es el luchar por mantener un vehiculo que ya ha demostrado para lo que sirve; este amor infernal y perseverante por un vehiculo suele suceder con el primero que se tiene; la persona por cariño, orgullo o simplemente terquedad no quiere desprenderse de su primer vehiculo, no importando que este lo este llevando a la ruina y hacia la vergüenza.
A veces no quieren darse por vencido por que no quieren que alguien que la ha dicho que se deshaga del mismo no gane la batalla o tenga la razón; el hecho es que cuando un vehiculo comienza a dar problema lo mejor es salir de el, no importando el precio que uno consiga por el; pues hay persona que quieren sacar el mismo precio que pagaran o lo que le han invertido al vehiculo y eso no sucede tan fácil, el vehiculo viejo o usado no tiene un precio absoluto, el precio se determina por la oferta y la demanda, no por el valor sentimental que usted le tenga, pues una cosa es el precio que usted tiene en la mente, otro el del mercado y otro el que este dispuesto a pagar el comprador.
Los vehículos usados depende la marca y la condición, cuando usted le repara una cosa, la otra se le daña: le aconsejo que teme el dinero que le estén ofertando y salga de ese problema y utilice el concepto de mente abundante, pensando que le pagaron por quitarle un problema de encima, pues es mejor que sea así y no que usted tengan que buscar una grúa para quitar ese problema del frente de su casa. Para que siga ¡Viviendo y Conviviendo con los demás!