martes, 3 de agosto de 2010

No seleccionamos nuestros padres


El Domingo es un día que trato en lo posible de dedicarlo a mis hijos y a la casa, pues creo que es justo, pues paso cinco días y a veces seis dedicado a mi trabajo. Los que tengo a mi cuidado (Laura y Ramón Jr.), han desarrollado el mismo gusto que le tengo al Cine y ellos comparten momentos conmigo mirando películas, las cuales en ocasiones tengo que supervisar y manejar el control, pues pueden aparecer escenas que lo confundan y le creen problemas de percepción.
En el día de ayer me puse a ver una película que por el título que tenía en Ingles (North) me pareció interesante, pero la traducción que le dieron en español (Devuelta a casa) no le ayudaba mucho; sin embargo decidí esperar a ver el elenco de actores que la realizaron, cuando vi la lista que estaba compuesta por Bruce Willis, Elijah Wood, Jason Alexander, entre otros como Scarlett Johansson que estaba una niña de diez años en ese entonces. La película trata excelentemente el tema de que ningún ser tiene el privilegio de elegir sus padres, que tenemos que aceptar esa realidad por más dura que sea para nosotros en determinado momento.
North entiende que no recibe de su padre los reconocimientos y atenciones que debía recibir, pues se consideraba así mismo un hijo ejemplar, excelente en la escuela, en el deporte, en el arte y en la casa, hechos que eran reconocidos por otros padres y no por los de él; entonces se queda dormido en un sillón de un centro comercial y sueña con cambiar de padres, encuentra el apoyo del niño que administra el periódico del colegio, para que este publique y promocione su deseo y su causa, un Juez decide que él tiene derecho a elegir unos padres que le den el valor que él entiende merece y dicta un plazo para que esto se haga efecto, con la condición que si no logra elegir unos padres nuevos o quedarse con sus padres originales en el lapso del tiempo establecido, tendrá que vivir en adopción.
Luego que pasa por diferentes hogares, se da cuenta que existe algo sobre natural que une a los padres con sus hijos, lo cual no puede ser sustituido. Le recomiendo que vean esta película, pues la enseñanza que usted puede obtener si la ve no será la misma que yo obtuve, ni mucho menos le podre dar mediante este comentario. Esta película nos brinda un granito más de arena para que aprendamos a Vivir y Convivir como seres humanos.
Recuerdo una vez cuando era un niño que mi madre se sintió mal porque mi hermana mayor no le informo de una reunión de padres que se haría en su colegio, a la cual mi madre falto, cuando ella le cuestiona el porqué no le notifico de la misma, ella le dijo que no lo hiso porque se avergonzaba de mi madre, que mi madre era muy fea para ella presentarla a sus amigas en el colegio; lo mismo hiso por su lado una prima que estudiaba con mi hermana, no se lo informo a mi tía, porque mi tía es coja y eso a ella le daba vergüenza.
Nuestros padres fueron lo que nos dieron lo que hoy tenemos, pues nos dieron el inicial, la Vida. Porque avergonzarnos de ellos, porque juzgarlos; entiendo que no es nada agradable luchar con un problema de alcoholismo en un padre, sin embargo tenemos que hacerlo, pues ¿Quien lo hará?, ¿Cuando tú estabas de meses quien era que te cuidaba, te limpiaba y te alimentaba? A lo mejor dirás, mi Madre, bueno por lo general las mujeres son las que tienen que hacer esto normalmente, pero en término normales cuando los padres permanecen juntos hasta que nos hacemos adultos, debemos honrarlos a ambos.