jueves, 5 de agosto de 2010

Votos Matrimoniales


Uno de los tratos y/o convenios humanos más importantes y el que más se viola o incumple, es el de los votos matrimoniales; por lo menos aquí en República Dominicana, son pocas las parejas que se juran y se prometen cosas delante del altar y luego no la cumplen. Si usted me pregunta yo en lo personal le diría cosas que usted inmediatamente me responderá que no es así, si usted es mujer; esto por las mismas razones que explique en una entrada que publique en esta página en el mes de Abril "Mi mundo, mi realidad…"

Lo que sucede es que en la mayoría de los noviazgo y en las bodas, el fenómeno de la hipocresía y la vanidad siempre está presente, y los personajes no quiere ser sincero los unos con los otros y hasta con ellos mismos; solo están interesados en hacer de su unión la más bella y grandiosa de todas, la más espectacular, la que se ve mas bien y la que la gente comente mas; en vez de que sea la más hermosa, pura, llena de amor y sinceras de las uniones matrimoniales. Reina el bulto y el aguaje (Cámaras, Luces y Pantallas).

Usted si escucha bien los votos matrimoniales y conoce al dedillo a los que se casan, se sorprenderá de lo que escribieron e inmediatamente sabrá que eso ellos nunca lo cumplirán. Entonces que sucede, que el ser humano (Dominicano, no sé de otro habitante de la Tierra) cuando se siente seguro de lo que tiene, lo abandona y lo descuida; no le importa nada y si prometió algo que para él o ella es difícil de cumplir, que amerita un sacrificio de su ego muy grande, entonces lo pondrá a un lado y comenzara a chantajear, a manipular y a crear un círculo vicioso de promesas y mas promesas que nunca cumplirá.

Yo como hombre si digo que esto de ceder y negociar solo es menos frecuente en la mujer que en el hombre, estaría pecando de machista e ignorante; esto realmente no depende de sexo, si no de que tan honesto, responsable o sincero sea la persona, pues las cualidades positivas y negativas no son propias una y otra de un determinado sexo, ellas se pueden presentar en hombre y mujer.

Ahora bien de lo que si estoy seguro es que nadie en un ambiente hostil, está libre de pecado; si uno incumple tendrá siempre una razón por la cual incumplió, tendrá un registro de lo que su pareja no hiso y por esa razón ella o el incumplió también; entonces he aquí que comienza a caer un torrente de irrespeto en el matrimonio, siendo lo peor de esto la continuidad que le darán a los hijos, si los hay, de esta conducta. Cuando en una familia o matrimonio no existe respecto, no existe nada.

Lo ideal en un matrimonio es que todo lo tengan en común, que los conyugues no le den tanta importancia a lo material y se unan en sinceridad, para crear su presupuesto de ingresos y gastos; de esa manera nunca habrá problemas de pagos de facturas y compromisos en el hogar, pues estarán amparado por un buen sistema de administración financiero, tal y como se manejan las empresas exitosas. Mensualmente en ese presupuesto se le asigna a cada miembro de la familia su nomina de gasto, está tomada del excedente que dejo el presupuesto, claro la misma debe ser hecha con sinceridad y justicia, sin cuestionar los caprichos y preferencia del otro. Entra publicación le entregara un bosquejo de lo que podría ser un buen presupuesto de ingresos y gastos de una familia; esto con el propósito siempre de que verdaderamente podamos Vivir y Convivir con los demás.