martes, 25 de enero de 2011

El mayor reconocimiento

En la vida podemos recibir muchos reconocimientos, premios y trofeos, sin embargo el mayor regalo, tributo o reconocimiento solo lo podemos recibir en el momento de nuestra muerte; pues cada lagrima, llanto o suspiro que sale da cada alma y espíritu es el mayor galardón que pueda recibir alguna persona, y esto solo es recibido al momento de morir.

Visite el sepelio de la madre de un amigo, una señora muy humilde, llena de mucha energía y carisma; las personas que tuvimos la oportunidad de tratarla la podíamos llamar por su Nickname o sobrenombre "La comadre", el cual simbolizaba el trato que ella daba a los demás, pues no vacilaba en tender su mano para ayudar. La Comadre murió y dejo un enorme dolor en los que la tratamos, mas en aquellos que tuvieron una relación más profunda con ella; muchos no asimilamos su muerte, pues la misma ocurrió sin avisarnos.

Es por esta razón y por otras que debemos de vivir nuestra vida lo más agradable posible, para nosotros y para los que nos rodean; ayudar al que podamos y no hacer la vida tan difícil a las personas que nos aman. Por más que trato de buscar el beneficio que obtiene una persona egoísta, envidiosa, deshonesta, traicionera, no lo puedo identificar. El malo muere solo, triste y amargado; solo en su funeral van los que están obligado hacerlo, que en muchas ocasiones son los que más sufrieron el maltrato de parte de esa persona mala.

La Comadre siempre estará viva en los corazones de quienes la tratamos, por su entrega y amor, por su forma de vivir y convivir con los demás.