lunes, 29 de noviembre de 2010

La Clemencia o Misericordia

Mientras mas dones o cualidades especiales modele un ser humano, de esa misma manera su nivel de excelencia aumentara y lo distinguirá de los demás. Existen cualidades notorias en determinados individuos, que aveces por el puesto o rol que ejercen en una sociedad lo hacen especiales y/o merecedores de la función o puesto que ocupan; los reyes debían modelar algunas conductas y/o habilidades especiales que los distinguían de las demás clases sociales; pues el mismo pueblo le exigía esas conductas.
Existe un don que no todos los seres humanos se disponen a desarrollar, el cual es asignado a Reyes y Dioses, de hecho se le denomina dentro del pueblo cristiano como unos de los atributos divinos. La Misericordia o Clemencia es una actitud de bondad que emana de una persona agraviada u ofendida hacia quien lo agravio; una definición simple de Clemencia seria "Virtud que modera el rigor de la justicia" y una definición de Misericordia seria "Virtud que inclina el ánimo a compadecerse de los demás, a perdonarles o ayudarles"; se dice que una de las principales propiedades de la Clemencia es que no debe ser obligada, debe fluir voluntariamente de parte del ofendido.
La Clemencia es de doble bendición, pues bendice al que la concede y al que la recibe. En muchos casos, cuando alguien se niega a conceder Clemencia, mas tarde en su vida tiene que clamar o pedir por ella.
El Mercader de Venecia ( The merchant of Venice), es una obra de William Shakespeare, la misma fue llevada al cine en el 2004, retrata de manera excelente los beneficios y las atribuciones de la Clemencia; recomiendo esta película para que puedan ver un ejemplo de la Clemencia. Ser clemente o piadoso nos ayuda a Vivir y Convivir con los demás.