domingo, 10 de febrero de 2013

Alimentando tú Ser


En ocasiones nos sorprendemos con algunas conductas, reacciones y tratos que recibimos de otras personas o nosotros mismo modelamos; nos preguntamos que le paso a esa persona que actuó de esa manera, pues de acuerdo a lo que conocemos de ella, nos pareció raro eso. Así como nuestro cuerpo se alimenta de materia orgánica e inorgánica, para poder desarrollarse y mantenerse, nuestro ser (espiritu y alma) sea alimenta pero de otros elementos.
Constantemente nuestro ser se nutre de lo que escuchamos, de lo que vemos y del trato que recibimos de los demás y estos elementos determinaran o ajustaran nuestra forma de ser, nuestro estado de ánimo; en la biblia se dice que de la abundancia del corazón habla la boca, queriendo decir que de lo que estemos llenos, de eso daremos; por eso es importante analizar y verificar que elementos están alimentando nuestro ser. La música los que escuchamos influye sobremanera en nuestro comportamiento, pues la literatura que contenga la misma ira llenando nuestro inconsciente del contenido o mensaje que tenga; de aquí radica la importancia de saber seleccionar el tipo de música que escuchemos, pues si la misma expresa tristeza, amargura, dolor, abandono, odio, venganza, rencor, eso mismo estaremos manifestando de manera inconsciente en nuestro dia.
Es sumamente importante alimentar de cosas agradables, que inspiren alegría, sentimientos y sensaciones buenas y placenteras a nuestro ser, pues esto nos ayudara también a fortalecernos, a estar de buen ánimo, lo cual nos ayudara a poder concentrarnos en lo que queremos y a poder recibir esto. Un Espíritu y una Alma triste y amargara enfermara a un cuerpo sano y fuerte, por más que lo alimentemos de los mejores nutrientes. Vive y Convive.