lunes, 21 de febrero de 2011

Nada es gratis

Hablaba con un joven amigo que tienes apenas veinte años, sin embargo con una madurez superando su tiempo de vida; conversábamos acerca del precio que pueden tener las cosas en la vida, el a su temprana edad está llegando a la triste realidad de que nada es "Gratis en la Vida", todo tiene un costo o un precio.

En una película que lleva el título "True Grit", en unos de sus diálogos se dice: "Tu debes pagar por todo en este mundo, de una manera u otra, nada es gratis, menos la gracias de Dios". Esta el respirar tiene su precio, pues cada vez que usamos el oxigeno, este además de darnos vida nos mata.

El oxigeno es el mejor oxidante que existe debido a que la molécula es poco reactiva y sin embargo es muy electronegativo, casi como el flúor. El proceso normal de producción de energía en nuestras células, esencial para mantener las funciones vitales, tiene lugar en el interior de las mitocondrias. De manera colateral, durante este proceso se generan especies reactivas del oxígeno (ERO, en inglés ROS, de reactive oxygen species) que son compuestos moleculares inestables, extremadamente reactivos,[3] que alteran todos los componentes celulares (ádicos nucleídos, proteínas y lípidos). Se ha calculado que cada molécula de ADN contenida en cada una de nuestras células es objeto de 10.000 ataques por día por parte de los radicales libres.

Entonces es cosa de tontos pensar que nunca pagaran sus acciones y decisiones, El Cielo y el Infierno están aquí en la Tierra, tal y como dije una vez, nuestra vida será una gloria o un infierno dependiendo de cómo vivamos y convivamos con los demás.