martes, 29 de septiembre de 2009

Energia positiva


Volviendo de nuevo al tema del Poder de la Mente, ayer estaba meditando acerca de los milagros que hoy en día y también en el pasado han sucedido, recuerdo que en mi tiempo de estar activo en la religión Cristiana, pude ver varios milagros, los cuales eran básicamente fruto de intensas oraciones, intersediendo, rogando, suplicando a Dios.
Las oraciones debían ser precisas e intensas, uno debía de estar lleno de fe, pues de lo contrario no vería el milagro. De hecho unas de las explicaciones que se daban cuando alguien no recibía el milagro, era que la persona no tuvo la suficiente fe para orar y pedir, o simplemente no era la voluntad de Dios para concebir ese favor o bendición en ese momento, que su proposito era otro.
El caso es que si analiza lo que es orar, es lo mismo que meditar o concentrarse en un fin, esto hace que el poder de la mente se libere y pueda materializar cosas que están en el plano espiritual. Por eso es que en la biblia existe un versículo que dice: Lo que uno teme eso le sucede, pues así como podemos obtener bendiciones y/o bondades, también podemos recibir cosas negativas utilizando el poder de la Mente.
Un ejemplo mas acerca del poder de la Mente y como muchos también llaman el Poder del Corazón, es cuando una persona tiene el diagnostico de una enfermedad terminal y en vez de utilizar la información para deprimirse la utiliza para fortalecer su deseo de vivir, haciendo que su estadía se prolongue mas de lo proyectado por los médicos. Mientras que otra persona con más posibilidad de vida muere en un tiempo relativamente corto, pues perdió su deseo de vivir.Esto también sucede con los remedios y/o medicinas, si este pone en su mente que algo lo sanara, puede estar seguro que obtendrá su salud, pues usted libera gran cantidad de energía positiva al cuerpo orgánico haciendo que los órganos y/o sistemas se regeneren llegan a un nivel optimo de funcionamiento. Una anécdota de esto fue la que le paso a un conocido, que tenia un terrible dolor de cabeza y alguien le dio una pastilla la cual según la persona era muy eficaz para el problema, el se la hecho en el bolsillo de su camisa y hora mas tarde entro su mano al bolsillo y se tomo la pastilla y al minuto el dolo de cabeza se la fue; luego cuando llega a su casa y se quita la camisa la pastilla cae al piso y se da cuenta de que nunca se tomo la pastilla, que lo que si ingirió fue un botón que se le había desprendido de su camisa y lo había guardado en el mismo bolsillo donde coloco la pastilla. Esto es el gran poder de la Mente.