jueves, 28 de julio de 2011

Masificación vs Personalidad

Una persona muy querida me hiso un regalo de gran valor, al cual no había quitado su envoltura imaginaria, que impedía valor su contenido; este gran regalo es un libro titulado "Si supieras quien eres…", escrito por un joven filosofo, teólogo, escritor y poeta dominicano; el cual se considera más poeta que filosofo y mas sonador que teólogo, su nombre es Alejandro Berroa Bello.

En su obra trata el trata el tema del fenómeno de la Masificación y hace una comparación de esta con lo que es tener personalidad; el tomo como fuente algunas teorías o escritos de José Ortega y Gasset, gran filosofo y extraordinario literato español; quien hiso grandes aportes al mundo actual con una serie de reflexiones acerca de la Masificación como obstáculo para alcanzar la realización personal; definió la Masas como el conjunto de personas carentes de las cualidades necesarias para dirigir. Las masas, por definición no saben ni pueden dirigir su propia existencia. También se dice que el hombre-masa no se cuestiona y carece de ideales; no tiene deseos propios; generalmente no se auto-valora; piensa como los demás y busca ser como ellos.

El que se deja llevar por la Masificación esta existencialmente condicionado: Su querer, sentir, pensar y obrar no podrá ser otro que el querer, sentir, pensar y obrar de las masas. He aquí que una de las características comunes entre ellos, es el afán de estar a la altura de los demás, poseer varias tarjetas de créditos, vivir aglomerado y en lugares más privilegiados.

Lo bueno de esto fue que comencé a publicar en mi muro de Facebook estos pensamientos y conclusiones, llevándome la sorpresa de poder comprobar estos conceptos y planteamientos que hace Alejandro Berroa en su libro, pues algunos de mis contactos que tienen la tendencia de vivir como vive el mundo y estar como está el mundo "A la Moda", reaccionaron en contra de los mismos; me confirmaron esto que leí en el libro: Hay que tener cuidado con el Hombre-Masa, ya que tiende a creerse perfecto. Cuando eso ocurre se hunde en el océano de la prepotencia y la tiranía, representando así una amenaza para todo aquel cuyos criterios difieren de los suyos.

Mientras tener Personalidad es tener la capacidad de crear tu propia senda o camino, sonar; hay que soñar, ya que solo quienes tienen alma sonadora suelen encontrarle sentido a la vida. Vive y Convive…