martes, 14 de junio de 2011

Déjalo Crecer

Uno de los más grandes retos que enfrentamos como padres es el ver a nuestros hijos crecer; por lo general los padres tendemos a querer evitar que nuestros hijos no fracasen, de hecho es uno de los temores que más nos quitan el sueño; pues todo padre quiere que sus hijos sean exitosos y que se desarrollen de manera extraordinaria, alcanzando meritos y metas que nosotros no pudimos alcanzar.
Sin embargo este sentimiento de protección puede convertirse en negativo, pues por nuestro afán de querer solo éxitos en la vidas de nuestros hijos, podemos llevarlo al abismo del fracaso de vida, ya que no dejamos que ellos crecieran y aprendieran asuntos de vida por su propia cuenta; debemos dejar que ellos comentan sus errores y no nosotros por ellos, debemos dejar que ellos enfrenten sus problemas y equivocaciones para que puedan crecer como Individuos. Debemos confiar en ellos, transmitirle confianza, decirle que la vida no es un cuento de Hadas, que tiene su altas y bajas; entenderlos que al igual que ellos, que tienen fantasías y sueños que nos parecen descabellados, nosotros una vez también los tuvimos.

No les hagas sus tareas y sus deberes, instrúyelo pero no lo ayude en las investigaciones que tiene que hacer en la vida. Deja que elijan lo que quieren ser en el mañana, si no te agrada su elección o entiende que quizás no está dentro de los parámetros de vida que has construido tu familia, explícales tus razones, las consecuencias y resultados que tendrá si toma ese camino, pero no te le imponga que no lograra nada positivo en el, solo que desarrolle odio y rencor hacia ti.
Deja que tus hijos se equivoquen, para que crezcan y desarrollen su personalidad propia. Vive y Convive