miércoles, 6 de abril de 2011

Vivir hoy...

Mirando el cambio que sufre el cuerpo humano cuando le llega el tiempo, las arrugas, las deficiencias renales y vasculares, asuntos del corazón; el fin todo entra en un estado de decadencia, pues hasta nuestros sistema sexual sucumbe al golpe del tiempo.

Entonces me preguntaba, cuando es que debemos tomar la decisión de vivir, de hacer lo que nos gusta y nos llena, lo que nos hace sentirnos vivos… Pues el tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos, hay cosas que tienen su tiempo para poderse hacer y disfrutarse, por ejemplo no es lo mismo subir a una montana cuando tenemos de 15 a 18 años que cuando tenemos 40 a 50 años, pues ya no tenemos la misma energía y mucho menos las mismas preferencias y espíritu de aventura; por eso es que cada cosa tiene su tiempo, podemos poner en pausa el divertirnos y gozarnos, es un asunto de cada día; el tiempo que se va no vuelve.


Me asusta ver madres jóvenes solteras, sacrificando totalmente sus vidas, con la excusa de que deben dedicar todo su tiempo en atender a sus hijos; esta bien de que le dediquen el tiempo necesario, sin embargo deberían sacar un poco de tiempo para dedicárselo a ellas mismas, salir a bailar o a cenar con alguien, pues cuando esos hijos crezcan y se casen ella se quedara sola.


Divertirse nunca puede ser un pecado y para esto no existen reglas del todo claras, pues los que a veces las promulgan lo hacen basándose en su gustos y preferencias, en su egoísmo y frustraccion personal.


Vive y Convive en el tiempo justo.