martes, 28 de julio de 2009

Para Crecer I


La vida nos llena constantemente de sorpresa, en nuestro transcurrir por esta densa neblina, nos vamos enfrentando a varias situaciones y eventos que en la mayoría de los casos nos desaniman y nos llenan de confusión y tristeza. Sin embargo son estas situaciones las que nos hacen ser mejores cada día y nos ayudan a crecer como seres humanos (aunque reconozco esto no aplica para todos los seres humanos, ni en todas las situaciones).

Algunas veces llegamos a decir en un momento determinado de nuestra vida adulta ¨¿Porque no obtuve esta experiencia que tengo ahora, cuando tenía cierta edad..?¨, quizás pensamos en ese momento que ya no es necesaria el tenerla, pues en el momento que realmente la necesitamos no la teníamos, pues puede ser que tengamos razón, sin embargo creo en lo particular que de no tenerla, puede que sigamos cometiendo los mismos errores durante toda nuestra vida, creo que nuestra vida tiene una programación y que si somos agradecidos y sabios todo llegara a su debido momento, pues quizás si aceleramos el aprendizajes no captaremos la enseñanza con toda la intensidad que necesitamos.

No sé si recuerdas en tu vida de estudiante de Primaria, la llegada de un alumn@ a tu salón de clase procedente de dos niveles o cursos más abajo, el o la cual fue promovid@, sin tener que cursar el nivel o curso anterior al tuyo, si recuerda debes de saber que este o esta tuvo algunos problemas con algunas clases, pues no vivió la experiencia de ciertos temas anteriores a las clases que recibe en su nuevo nivel. Creo que así es la vida, uno no puede saltarse ni volarse las experiencias, debemos vivirlas a plenitud. Pues una vez que eres adulto, no puede volver a ser niño.
El ser humano olvida lo que fue, e ignora lo que será.. Olvidamos que fuimos niños e ignoramos que seremos ancianos y nos convertimos en diferentes etapas de nuestras vidas en seres intolerantes, con los niños y con los ancianos.

Así que en lo adelante enfócate en obtener el grado máximo de calificación cuando percibas un evento significativo en tu vida, tomando en cuenta lo siguiente:

- No lo califique como bueno ni como malo, solo míralo como una nueva oportunidad para crecer.
- Pregúntate cual es la enseñanza a recibir.
- Cual fue la causa de su llegada y su razón de ser.
- Luego de finalizado, escribe en un papel el nombre que le dará al evento y todo lo que hiso en tu vida.

Te aseguro que ya no serás igual, pues la actitud con la cual enfrentes los eventos en tu vida, es determinante para que tengas el éxito que busca y los resultados que esperas...