lunes, 3 de febrero de 2014

Una actitud que te ayuda hacer feliz…


Mientras mas nos conozcamos mucho más fácil nos será ser feliz, esto lo digo porque el simple hecho de saber y estar consciente de nuestras limitaciones y fortaleza, de nuestras costumbres y nuestra capacidad emocional, nos dará la capacidad de poder manejar cada situación o momento de interacción con nosotros mismos o con los demás.

Por otro lado, si hacemos un compromiso, acuerdo o trato con otra persona, y fallamos, debemos conceder a la otra parte el derecho poder exigir y recibir lo pactado.
Ejemplo: Yo le digo a un amigo que me preste su carro para por dos horas, pues considere que iba a poder resolver en menos de ese tiempo; mi amigo por su parte me dice que no hay problema, sin embargo debo cumplir con mi palabra porque el tiene un compromiso, al cual no puede llegar tarde; yo insisto y le aseguro que le devolveré el carro a tiempo; mi amigo entonces dice que si, pero que si no llego a tiempo que me o olvide de volver a pedirlo prestado; a lo que asiento que si.
Supongamos que por la razón mas grande que pueda tener, no cumplí con lo acordado y entregue el carro tarde, afectando el compromiso de mi amigo; mi amigo puede ejercer todo su derecho con lo acordado en el trato y no volverme a prestar su carro. Yo entonces no debería enojarme y juzgar al amigo con una persona insensible, incomprensiva o intolerante; pues debo respetarme y respetarlo a el, pues yo hice un acuerdo, y el amigo es quien tiene toda la autoridad y el derecho de tomar la acción que decida, una vez entrado en falta yo, sin importar las razones o los hechos.


Mi actitud es aceptar todo lo convenido, sin reproche ni Censura. Una actitud como esta es muy elegante y digna de alabar, pero lo he también la del amigo el poder ejercer también el derecho de la Clemencia y/o Misericordia y no ejecutar el convenio; mucha mas grande y alabada será esta actitud, pues el primero (el que fallo) su única alternativa justa es aceptar que fallo y pagar los platos rotos, no estaría cediendo nada; sin embargo el que debe cobrar el convenio, ejerciendo su derecho a lo pactado, si estaría cediendo algo. Vive y Convive!!!!