lunes, 18 de enero de 2010

Morir o Vivir...


Recientemente me puse a pensar en un tema que muchos de nosotros de manera inconciente tratamos de no ponerle mucha atención, esto es a la Muerte. Me puse a pensar en ella, pues a final del año 2009 e inicio de este 2010, sucedieron varios decesos de personas muy importantes en mi vida, en nuestra sociedad y el mundo.
Analice algunos de los procesos por los cuales algunos de ellos pasaron, en su travesía por prolongar un poco mas su estadía aquí en la Tierra, sin embargo sus esfuerzos, su deseo de vivir y el trabajo de los médicos, no pudieron evitar sus partidas. Algunos momentos antes mostraron su aceptación a tal inevitable suceso, pues llegaron a la convicción de que era algo seguro y también esta aceptación en paz le vino quizás por el balance que hicieron de su vida, mirando los logros y metas que lograron a nivel familiar, social y profesional.
Luego de analizar cada aspecto de una y otra vida, de estas personas muy querida que hoy ya no están junto a nosotros, llegue a la conclusión a nivel personal, que lo mas importante en nuestro paso por esta vida, es la manera y/o la forma como gastemos nuestro corto tiempo aquí en la Tierra, y esto implica en que tanto hagamos lo que verdaderamente nos llena, que tanto vivamos para nosotros, que tan útil seamos para las personas que nos rodean.
Parte de este resultado personal me llego en el día de ayer, cuando pase parte del día con mi Papa y en conversación con el, estábamos hablando de los placeres divinos de la vida, específicamente el placer de comerse algo sabroso y gustoso al paladar, el decía que para que una persona se sacrifica tanto en controlar el nivel de especias y sal de sus alimentos, si al fin y al cabo morirá sin ningún remedio; decía: “Para que alargar la vida, solo para momentos de sacrificios, sin ningún sabor ni placer..”
Nuestros padres, por mas que lo evitemos, morirán; dejemos que ellos disfruten a plenitud el poco tiempo que le queda de vida, no seamos egoísta y dejémoslos vivir, pues ya dieron todo lo que debían dar al mundo, le toca vivir un poco para ellos; y aunque entiendas que no es así, déjalo vivir que su vida le pertenece. Si le gusta sentirse productivo o productiva, haciendo algún oficio, solo trata de ayudarlo en el as
Creo que la mejor manera de morir, es haciendo lo que realmente te hace sentir Vivo!, Sin caer en los excesos.

1 comentario:

Cuentame un cuento dijo...

Si, en eso esta uno, en aprender a vivir el momento y aprovecharlo mejor y disfrutar al maximo, pero es tan dificil pensar en positivo cuando todo es negativo alrededor de uno.Un abrazo y muy buen entrada y deduccion, si es que al final de aqui no nos llevamos nada¡