miércoles, 5 de septiembre de 2012

Orgullo

Existen características, actitudes o modo de actuar y proceder que en determinado momento pueden beneficiarnos o perjudicarnos, esto dependerá del nivel de inteligencia y sabiduría en el empleo de las mismas; muchos en ocasiones abusan en el uso de estas actitudes y con el tiempo las personas descubren sus armas.

El Orgullo (http://es.wikipedia.org/wiki/Orgullo) es una característica humana que dependiendo el lugar y el momento puede ser una buena arma para salir victorioso, sin embargo de manera personal considero que el modelar esta conducta o forma deja más perdidas que ganancias, pues nos puede conducir fácilmente a la Soberbia, Altivez, Vanidad; esto por su propia definición. Sentirse orgulloso en determinado momento no es malo, pues esto nos ayuda con el autoestima, nos ayuda a valorarnos como personas y esto nos llena de fuerza y valentía para seguir hacia delante; sin embargo el creernos mejor que los demás, el sentirnos superiores en ideas y hechos, en creer que tenemos siempre la razón, nos puede convertir en una persona soberbia y altanera, en una persona difícil de tratar y amar.

En el amor no puede modelarse de manera abusiva el orgullo, pues no podemos engañar al corazón, los sentimientos aunque los neguemos estarán presente, la angustia, la rebeldía y la hipocresía nos comerán el alma.

Existe un dicho en nuestro país, que dice "La oveja mansa, se mama la teta suya y la ajena" este dicho respalda y la da valor a la humildad, la cual es contraria a la soberbia; cuando somos humildes y sencillos de corazón, esto nos deja mucho beneficios y nos abre muchas puertas que el orgullo, la soberbia y la arrogancia cierran. ¡Vive y Convive!